Congregación de Jesús y María (Eudistas)

| Página príncipal | Escríbanos |

 

La escuela teológico pastoral

de laicos

"San Juan Eudes"
 

WB01553_.gif (3244 octets)

 

Un album de fotos está en preparación

La Escuela Teológico-pastoral de laicos "San Juan Eudes" es un espacio de pastoral sin ánimo lucrativo que el Seminario Mayor Valmaría (PP. Eudista) ofrece a sus seminaristas, estudiantes de teología, y a los laicos que quieran formarse en el área teológico-pastoral, con el fin de "dar razón de su fe".

 JUSTIFICACIÓN

El documento de Santo Domingo entre los diversos desafíos que nos
presenta, nos hace un llamado ineludible y muy concreto: "Las urgencias de la hora presente de América Latina y el Caribe reclaman que todos los laicos sean protagonistas de la Nueva Evangelización, la Promoción Humana y la Cultura Cristiana. Es necesaria la constante promoción del laicado, libre de todo clericalismo y sin reducción a lo intra-eclesial". (No.  97)

Por este motivo nos propone como principal línea de acción pastoral
"incentivar una formación integral, gradual y permanente de los laicos, mediante organismos que faciliten la formación de formadores y programen cursos y escuelas diocesanas y nacionales teniendo una particular atención a la formación de los pobres" (No.  99)
 
Nuestra Congregación de Jesús y María - Padres Eudistas -  no puede
estar ajena a este llamado. Ella reconoce la importancia de la presencia de los laicos en la tarea de la Nueva Evangelización y en la inculturación del Evangelio. Nuestra Iglesia abierta al tercer milenio, no puede olvidar el protagonismo de los fieles cristianos, quienes a la luz de una sólida estructuración humana, dada a partir de una formación permanente, madura y comprometida, puedan ser testigos fieles del amor de Dios a todos los hombres.

 Desde ese ser Iglesia nos sentimos responsables de esta tarea y para tal
efecto estructuramos desde hace algunos años el proyecto de tener una "Escuela de formación laical". Este trabajo cada vez coge más fuerza y tiene mayor acogida. A través de este programa, convocamos a laicos de varias comunidades de Bogotá y los preparamos para que sean agentes de la Buena Noticia de Salvación, y ejerzan en su propia comunidad parroquial su servicio evangelizador.

En los laicos hacemos resonar las palabras del Señor: "Id por todo el
mundo y proclamad la Buena Noticia a toda la creación". (Mc 16, 15)

OBJETIVO GENERAL

Brindar una formación integral, gradual y permanente de los laicos que
facilite su promoción y fortalezca su compromiso como protagonistas de la Evangelización, para que conscientes de su misión puedan dar respuestas eficaces a los desafíos actuales de la sociedad.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

Ø      Dar una respuesta concreta al llamado de nuestros obispos en
Santo Domingo, al decirnos que la presencia de los laicos en los procesos de evangelización se convierte en línea prioritaria de acción.

Ø      Brindar a los laicos de la arquidiócesis de Bogotá un espacio de
formación que los capacite, como agentes de evangelización.

Ø      Abrir espacios de participación y acción efectiva para los
laicos, a través de los cuales ellos puedan ofrecer a los demás su experiencia  de fe.

Ø      Integrar nuestra formación en un ambiente concreto de acción
pastoral.

Para conseguir estos objetivos los miembros de la escuela (alumnos y
orientadores) hemos cimentado las bases de este proyecto sobre cinco valores fundamentales:

1.      FORMAR Y EVANGELIZAR

La escuela proporciona a cada alumno una formación teológico-pastoral
que lleva a un protagonismo laical en la misión de la evangelización. Ella orienta a cada estudiante en la opción por uno de los apostolados que el Espíritu suscita en la Iglesia y lo hace consciente de su responsabilidad brindándole los medios para una actualización permanente. Los estudiantes y orientadores son personas humildes y dinámicas, disponibles al riesgo y participación activa dentro de la tarea evangelizadora de la Iglesia, viven el "kerygma" de la salvación y tienen amplitud de criterios y visión del mundo".

 2.      COMPROMISO

El compromiso de los orientadores y de los alumnos durante el proceso de
formación en la Escuela da como resultado un servicio más activo y verdadero a los pobres; no esporádico, sino permanente, no limitado a su pequeño grupo, sino abierto a los cambios del país, de América Latina y el mundo. Busca la unidad de todos los cristianos y se compromete con Dios, con la misma escuela y con sus hermanos, viviendo los valores que nos presenta el evangelio.

3.      EXPERIENCIA DE DIOS

La escuela propicia la reflexión y oración, el encuentro íntimo,
personal y comunitario con Dios como instrumentos que dinamizan la vivencia trinitaria. Alumnos y orientadores profundizan y toman conciencia de su experiencia de Dios, manifestándola en la liturgia, la lectura de la Palabra de Dios, el discipulado y la labor apostólica inspirándose en el patrimonio espiritual eudista.

4.      ACTITUD DE ESCUCHA A DIOS

Los integrantes de la Escuela están en continua contemplación y
enamoramiento del Señor, con disponibilidad y docilidad a la voz del Espíritu, para obedecer y realizar la Voluntad de Dios. Expresan su sensibilidad cristiana en un servicio y apoyo cualificado a los hermanos.

5.      VIDA FAMILIAR FRATERNA

La escuela es una gran familia, fruto de la entrega al Señor, la vida
comunitaria, el espíritu ecuménico, la solidaridad, el acompañamiento personal, la fortaleza en la adversidad, la comprensión de los demás, el amor con que vivo y me relaciono, y el servicio a los hermanos.
 
ALCANCE DEL PROYECTO

Se ha venido trabajando con el objetivo de que nuestra Escuela pueda
responder a las necesidades en un primer momento de la Vicaría  "San Pedro Apóstol" y luego a toda la Arquidiócesis de Bogotá. Se ha promocionado en algunas parroquias y hemos conseguido respuesta; especialmente en las parroquias del sur de la ciudad.

Hay que resaltar que de nuestros alumnos siete (7) están formándose en
el CEPCAM con miras hacia el diaconado permanente. Son ellos: Pedro Ojeda, Eduardo Lozano, Serafín Hernández, Orlando Ramón Gamboa, Héctor Velandia y Adlay Lemos Guancha.   Creemos que este es un buen aporte a la Iglesia Bogotana y que pensamos seguir fomentando entre nuestros alumnos.


FINANCIACION DEL PROYECTO

Nuestra escuela no tiene ningún fin lucrativo. Nuestra tarea es ayudar a
formar cristianos, independientemente de la remuneración económica. Ahora, como siempre hay gastos que cubrir y nuestra comunidad no cuenta con los medios para hacerlo, los alumnos que pueden colaboran con 70, 000 pesos semestrales; los que no pueden colaborar con esta cantidad
aportan lo que esté a su alcance; y si alguno no puede colabora con
nada, los aceptamos y acogemos igual  que a todos los demás.

Con la ayuda de los alumnos damos mantenimiento al área del seminario
que acoge la escuela y costeamos las necesidades de materiales pedagógicos como tableros, pupitres, marcadores, etc.

DESCRIPCION GENERAL DEL PROYECTO

Nace en el segundo semestre de 1992, bajo la dirección del entonces
seminarista José Mario Bacci y el acompañamiento del P. Raúl Tellez.

Inicialmente se piensa en la Escuela de Laicos como una posibilidad de
pastoral similar a la experiencia que se estaba teniendo con la "Escuela de Evangelización" del Minuto de Dios, pero dándole un énfasis formativo a nivel teológico-pastoral, más que de renovación carismática. Dicho énfasis pretende guiar a los laicos hacia una experiencia de fe bien
fundada y sin alejarse de la sencillez y espontaneidad de la experiencia
de Dios de cada uno de ellos. De esta manera los alumnos se forman a un nivel teológico-pastoral sencillo que les permite constituirse en colaboradores pastorales de sus parroquias u otros centros de apostolado donde ejerzan su acción pastoral.
 
Esta experiencia apostólica funciona en las instalaciones del Seminario
Valmaría, en los antiguos salones de filosofía. Todos los acompañantes son seminaristas estudiantes de  teología y algunos laicos cualificados, asesorados por el equipo de formación del Seminario. (Al final anexamos la lista de los docentes)

En la actualidad nuestra  Escuela cuenta con 176 alumnos, de los cuales
18 terminarán y se graduarán el próximo 4 de diciembre. Los demás están distribuidos de la siguiente manera: sexto semestre, 12 alumnos; quinto, 5; cuarto, 44; tercero, 21; segundo 35; primero 41.

PROGRAMA DE ESTUDIOS

Nuestra Escuela ofrece a todos los laicos un completo itinerario de
formación académica que comprende las áreas de la Teología Bíblica, Sistemática, Moral, Liturgia, Pastoral, Espiritualidad Eudista, Doctrina Social de la Iglesia, desde la óptica laical y pastoral, tendiente al crecimiento y fortalecimiento de su experiencia cristiana y de su misión de la Iglesia.

La escuela está organizada en siete (7) semestres, a lo largo de los
cuales se cursan treinta (30) materias en 560 horas de clases. Cada semestre corresponde a un nivel específico de la formación. Todos los niveles son progresivos, por lo tanto es indispensable desarrollarlos de forma consecutiva. Estos niveles son:
 
SEMESTRE I: Introducción a la experiencia teológica.

Este semestre hace las veces de introductorio. Con el taller de Asimilación Teológica que aquí proponemos el estudiante que llega a la Escuela podrá ir despejando dudas y contestando las grandes cuestionantes que se presenta al emprender el camino de la formación.
Las asignaturas de este semestre son:

1.      Introducción al Antiguo Testamento
2.      Liturgia General
3.      Teología sacramental
4.      Antropología cristiana
5.      Taller de asimilación teológica.

SEMESTRE II: Crecimiento teológico y pastoral I

En este nivel buscamos enfatizar "la contemplación en la acción" desde
la espiritualidad eudista y bautismal.

1.      Pastoral y Evangelización
2.      Espiritualidad Eudista
3.      Salmos y Sapienciales
4.      Bautismo y confirmación
 
SEMESTRE III: Crecimiento teológico y pastoral II

En este nivel el estudiante que aún no tenga pastoral, tendrá la
posibilidad de emprender un trabajo pastoral concreto en su parroquia o en otro lugar. Actividad apostólica que la escuela le ayudará a conseguir. De hecho algunos colaboran en la catequesis de la parroquia "Jesús y María" de ciudad Bolívar.

1.      Cristología
2.      Matrimonio
3.      Introducción al Nuevo Testamento
4.      Profetas
 
SEMESTRE IV: Crecimiento teológico y pastoral III

Lo fundamental de este nivel es ahondar en los misterios de Dios y en el
actuar humano. Se enfatiza la dimensión del testimonio.

1.      Moral Fundamental
2.      Evangelios Sinópticos
3.      Misterio de Dios
4.      San Pablo

SEMESTRE V: Crecimiento teológico y pastoral IV

Lo esencial aquí es la reflexión sobre la Iglesia y la misión  quedesempeña el laico dentro de ella.

1.      Moral Sexual
2.      Ministerios Eclesiales
3.      San Juan
4.      Eclesiología

SEMESTRE VI: Desarrollo teológico y pastoral

En este nivel el alumno está en capacidad de tomar decisiones e
inclinarse hacia una  opción de pastoral concreta.

1.      Escatología
2.      Pensamiento Social de la Iglesia
3.      Taller de preparación para la síntesis final.
4.      Mariología

SEMESTRE VII: Madurez teológica y pastoral:

El alumno se dedicará, con la ayuda de un tutor, a elaborar una
propuesta de acción pastoral como síntesis de la formación recibida en la escuela, teniendo en cuenta los contenidos de carácter teológico-pastoral que ha ido reflexionando a lo largo de los estudios y de su labor apostólica, de tal modo que revise críticamente su ser y que hacer pastoral y lo proyecte hacia nuevas metas y orientaciones más adecuadas a su realidad personal y eclesial.

1.      Cartas católicas, Hebreos y Apocalipsis
2.      Ecumenismo
3.      Eucaristía
4.      Reconciliación y Unción

Cada materia abarca 16 hora al semestre. Además se complementa la
formación a través de conferencias, talleres de pastoral, seminarios, retiros y convivencias. Este trabajo se realiza los días sábados, con horario de 1:00 p.m. a 7:00 p.m.

PROYECTOS:

Estamos trabajando por la consecución de tres metas:

1.      Conseguir que la universidad de El Minuto de Dios nos apoye
otorgando un "diplomado en teología y pastoral" a los profesionales que egresen de nuestra Escuela.

2.      Ver qué posibilidad hay de que nuestra Arquidiócesis nos
respalde en esta labor apoyando a nuestros egresados que quieran acceder a los ministerios laicales o que simplemente puedan colaborar en sus parroquias o colegios parroquiales.

3.      Establecer contacto con los párrocos de los alumnos que ya
terminan para que les permitan colaborar activamente en sus respectivas  parroquias.