Página de acogida 

ESPIRITUALIDAD EUDISTA

 Algunos textos de Juan Eudes

El celo por la salvación de los hermanos

 Si la Congregación fue establecida para trabajar en la salvación de los hombres, los eudistas recordarán que no vinieron a ella para realizar una vida ociosa y buscar sus intereses y satisfacciones sino para cooperar con Dios en esta obra salvífica que es la obra de las obras y la más divina de las acciones divinas.

Con la ayuda de Dios, cada uno se esforzará por adquirir las cualidades del hombre apostólico :

(Juan Eudes , Constituciones, o,c. IX, 241)

 


La opción por los pobres

Dios recomienda mucho y en varios lugares de la Palabra la atención a los huérfanos, las viudas, los extranjeros y a todos los pobres. Los eudistas se esforzarán por manifestarles la caridad, de múltiples formas y en toda ocasión : prefiriendo el trato con los pobres que con los ricos; estando dispuestos a visitarlos en sus enfermedades y aflicciones y prontos para atenderlos en confesión cuando lo pidan; tratando siempre con ellos con un corazón lleno de amor y de respeto hacia Nuestro Señor, a quien hay que saber encontrar en ellos, según él ha dicho : "Cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis" ;(Mateo 25,60).En síntesis, los verdaderos eudistas tendrán un afecto especial por todos los pobres y se convertirán, siempre y en todo lugar que puedan, en sus protectores, sus abogados, sus defensores y sus padres, mostrándose prontos y atentos para asistirlos, instruirlos, visitarlos, consolarlos en los hospitales, en las prisiones y en sus propias viviendas.

(Juan Eudes , Constituciones. O.c. IX, 233)